Rocambole y el arte ricotero

miércoles, 8 de octubre de 2008

El pasado jueves en el bar La Fábrika tuve el placer de escuchar a Ricardo Cohen “Rocambole" en el marco del Ciclo Café Cultura Nación en Rosario exponiendo acerca de "Arte, diseño y gráfica musical".

Cohen fue protagonista y partícipe del nacimiento del rock en nuestro pais. Nos contó que su primer acercamiento con el rock fue a los 13 años, cuando se rateó de la escuela con unos amigos y fueron al cine a ver una película que según les habian comentado, "te hace mover los pies sin parar". Se trataba de Semilla de Maldad (Blackboard Jungle, 1955) en la que Bill Haley y sus Cometas interpretan Rock Around the Clock. Esta fue la juventud que la adoptó como símbolo de identificación, (junto a los primeros Far West), luchando contra el mercantilismo que presentaba a este nuevo género como una moda pasajera.

Durante su juventud trabajó restaurando las chapas de los circos nómades, deterioradas por el trasladado y el armado y desarmado permanente. Así, disfrutaba más que nunca cuando debía realizar ilustraciones para el tren fantasma. Viendo que esa era su vocación, y "lo único que sabía hacer", estudio Bellas Artes.

Hoy, en su rol de Vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de La Plata, reflexionó acerca de la falta de un plan de educación visual, con la consecuente ausencia de un "criterio" que proporcione las herramientas para protegerse del bombardeo constante de imágenes persuasivas e insistentes de las grandes marcas. El Mono Cohen aparenta tener más anécdotas de las que cuenta. Dan ganas de llevárselo a casa para escucharlo hablar acerca de la Cofradía de la Flor Solar todo un dia entero.

Pero vayamos al tema obligado: Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.
Tuvo que aprender a trabajar en simultáneo al proceso de creación del disco porque los discos tardaban demasiado en grabarse, y cuando estaban listos, los músicos querían la tapa para "mañana". Asi nació la mítica imagen del esclavo rompiendo cadenas, creada en 10 minutos para publicitar en afiches y entradas el segundo disco de Los Redondos. No había tiempo para ir al estudio, por lo que tuvo que rajar al kiosco a comprar una cartulina y un liquid Paper. "Probablemente, si la hubiera elaborado con más tiempo, no tendría el resultado que tuvo." Hoy es un ícono infaltable en remeras, banderas, tatuajes y demás soportes adoptados por la comunidad ricotera.


Cuenta que la inspiración no es esa musa mítica que frecuenta a los artistas, sino pura circunstancia y que no hay demasiado hermetismo en sus creaciones:

Un Baión para el ojo idiota (1988) es simplemente una referencia visual del título. No podía faltar un televisor (el ojo idiota). "Puse un perro, porque siempre aparecía un perro en la poética solariana". Quiso agregar un elemento "enigmático": los pies colgando. Y faltaba el personaje idiota televisivo, para el cual realizó miles de bocetos, sin dar en el clavo. La inspiración vino de la mano de su hija de 7 años: la foto de una muñeca disfrazada con collares y máscaras.



Oktubre (1986)
Segundo disco ricotero, dedicado a los grandes movimientos revolucionarios del siglo XX. Para entonces, la producción del disco era independiente y la impresión y el armado del packaging, completamente artesanal:"Hasta ensobraba los discos". El método de impresión elegido, por su bajo costo fue la serigrafía. Colores revolucionarios infaltables: rojo y negro. Más tarde agregaría una tercera tinta gris, para suavizar las figuras filosas y crear sombreados. La letra K invertida remite a los glifos soviéticos. La muchedumbre recuerda un poco a Manifestación de Antonio Berni (1934).



La mosca y la sopa (1991)
La tapa y contratapa del disco son fotografías de un gran collage hecho con esas porquerías que uno guarda esperando tener la oportunidad de usar alguna vez. El soporte fue una puerta vieja de madera, a la que dividió a la mitad, para la tapa y la contratapa. El fondo floreado es un viejo empapelado que le regalaron alguna vez. El Cerdo y el pez es una referencia a una revista de un amigo con la cual el Indio colaboraba. Una vez más el tema de la obra fue el contexto particular de la actualidad en ese momento. Los noticieros comentaban acerca de los jubilados protestaban en la plaza Lavalle. Uno de sus jubilados en relieve sostiene una cuchara de metal. Y después de oir los rumores que decían que los jubilados estban comiendo gatos, incluyó un gato muerto que encontró casi momificado debajo de una chapa (y que también esperaba la oportunidad de aparecer en una de sus obras).


Luzbelito (1996)
"Me dió la oportunidad de trabajar con ángeles y demonios, un tema que me encanta". Fue concebido como un disco-objeto, creando un valor agregado, en un intento por combatir la piratería. Quiso evocar las viejas colecciones de discos de música clasica, con lomos de cuero, como las que tenía su padre.



Está claro que Rocambole es sinónimo de rock y eso es algo bastante inusual para un artista plástico. Sus creaciones reflejan en imágenes la ideología del rock under, conviértiendose en algo mucho más inmenso que un simple elemento propagandístico de la banda. Hoy, como ayer, su simbología de Los Redondos forman parte del imaginario popular de dos generaciones de jóvenes argentinos.

7 comentarios:

Faby dijo...

hay un gato muerto de verdad? el tipo es un maestro

Ahora Que Hice dijo...

tremenda referencia das para un ajeno al movimiento, gracias.

Alternatyka dijo...

Se entiende? Que bueno!

Anónimo dijo...

hoy estuvo Rocambole en la FADU y dijo todo acerca de lo que escribiste. Este tipo verdaderamente hace cosas espectaculares.

Alternatyka dijo...

Que bueno q hayas tenido el placer de escucharlo! totalmente recomendable

Anónimo dijo...

Q BUENO LOCO!!!
UN CAPO ROCAMBOLE...
AGUANTE LOS REDONDOS TODA LA VIDA..
JAVIER DE ASUNCION DEL PARAGUAY...

Alternatyka dijo...

hermano ricotero del paraguay! gracias x pasar

 
alternatyka - by Templates para novo blogger